Erika Buenfil ya no quiere ser actriz y busca ser conductora de Uber

Erika Buenfil montó un vídeo en las redes donde aparece como conductora de la plataforma

Erika Buenfil | Mezcalent

Erika Buenfil | Mezcalent

La actriz mexicana Erika Buenfil ha sido polémica las últimas semanas por sus declaraciones relacionadas a su hijo. No obstante, esto cambió hace unos días cuando se conoció que tiene un nuevo trabajo y es ser conductora de Uber. A través de un vídeo, dio a conocer que iba a emprender en ese nuevo negocio para generar ganancias económicas. “¡Empieza mi nueva aventura! Así fue mi primer viaje como conductora de Uber con la opción de sólo llevar pasajeras mujeres”, dijo.

Su primera clienta era una mujer de nombre Laila que amablemente le contestó las preguntas que le hizo la influencer. “¿Qué haces Laila? ¿A qué te dedicas?”, cuestionó. “Leo las cartas; soy cantante. Leo las cartas; soy cantante”, respondió. “También hago de todo y ahora soy chófer de Uber”, contó Buenfil, “Un dinerito extra, que nunca estorba”, expresó.

Con respecto su vida familiar, el hijo de Erika Buenfil también ha dado mucho que hablar ya que hace poco cumplió años. “Creo que [Nicolás] tiene derecho de tocar puertas, tantas veces como sea necesario, y hasta yo misma llevarlo (…) No tiene ningún delito, no es una persona mala. Entonces, pues si tiene inquietudes, que las tenga, y tiene todo mi permiso, y adelante”, expresó. El padre de su hijo es Ernesto Zedillo junior y nunca se hizo responsable del menor de edad, desde que la actriz estaba embarazada. No obstante, confesó que aún es “un tema muy difícil” de hablar, pero a los casi 17 años de su hijo, aseguró que siempre tendrá su apoyo para tomar sus decisiones.

Por otro lado, aseguró que tiene nuevos proyectos relacionados con Rob Schneider y su esposa Patricia Azarcoya. “Su esposa es mexicana; entonces, ellos están haciendo una fusión. Quieren que su programa sea mixto, México-Americano. Entonces, igual me entrevistan a mí y mañana pueden investigar a algún actor estadounidense”, explicó.

“Scheinder investigó y no se imaginaba el tamaño de carrera que tengo como actriz y que ahora me había vuelto una influencer. Me halagaba y me sentía como un poco apenada por lo que, de verdad, me decía acerca de mi carrera y mi trabajo. Al final me dijo ‘¿me puedo tomar una foto?’. Yo pensaba ‘era la revés’. Me dijo ‘espero vernos pronto'”, dijo a los medios de comunicación.

En esta nota

Erika Buenfil

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain