Hija de Diego Schoening, integrante de Timbiriche, estuvo a punto de perder la pierna

Con un nudo en la garganta el cantante recordó el difícil momento familiar que atravesó después de que su hija tuviera una caída de un carrito de golf

Diego Schoening

Diego Schoening | Mezcalent

En apariencia el cantante Diego Schoening parece tenerlo todo: esposa, hijos, una familia feliz, trabajo, en general una vida bien, sin embargo, al también actor le ha tocado vivir grandes momentos de angustia, como el del hace tres años cuando su hija mayor estuvo a punto de perder una pierna debido a un accidente.

En entrevista con Ventaneando el integrante de Timbiriche reveló que durante un viaje familiar a la playa decidieron rentar unos carritos de golf y ahí inició uno de sus peores calvarios: “Estábamos en una playa y teníamos unos carritos de golf, nos dimos la vuelta y la calle no estaba bien (habían) muchas piedras y pues se volteó”.

Diego Schoening contó que su hija sufrió unos golpes, en apariencia sin gravedad, pero uno de esos golpes empezó a tomar otro nivel cuando cambió de color, de morado a verdoso y después negro.

“No podía caminar, porque no podía estirar las piernas, una por los raspones y otra por lo inflamada que estaba no la podía estirar. No le dolía, pero sí se veía muy fea y me daba miedo. Parecía que se estaba como muriendo, deshaciendo”, reveló el cantante.

Después de una visita médica a Schoening le informaron que su hija tenía que ser intervenida de manera urgente “Y fue un momento de ‘tienen que volar esta noche’. Bubus (su esposa) empieza a sacar los boletos de avión y ni modo, a tomar la decisión, de ‘¿Quién se va con Fer?’ y tomamos la decisión de que ella (Mónica Velez) la acompañara”.

A punto del llanto Diego recordó las palabras que le dijo a su esposa: “Le dije ‘amor, tenemos tres hijos, no podemos dejar a dos, Fer es niña, es mujer, y por más que en este momento sea un papá gallina, un papá protector y me duela en el alma, tienes que irte con ella’”.

De aquel accidente han pasado tres años, pero a Diego y a su familia le sigue doliendo, porque de no haber actuado de manera inmediata la joven hubiera perdido la pierna: “Yo creo que es uno de los momentos más difíciles en mi vida. El golpe que recibió en la pierna fue tan fuerte que empezó a matar todas las células desde adentro hacia afuera y lo peor de todo es que si lo seguíamos dejando pasar el tempo como decía el otro médico, podía haber perdido la pierna”.

En esta nota

Diego Schoening Timbiriche

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain