La rara enfermedad de David Bowie que le dejó una icónica mirada

Dicha enfermedad le ayudó para inmortalizar la famosa portada de su disco 'Heroes'

David Bowie

David Bowie | Patrick Riviere/Getty Images

David Bowie es sinónimo de extravagancia, psicodelia y la inspiración de muchos músicos tanto de la actualidad como de años atrás.

Referente de la música y con un amplio legado artístico, el intérprete de “Space Oddity” cumpliría hoy 74 años.

Si hay algo que caracterizaba a Bowie era su peculiar sentido de la moda, pero, también su figura andrógina, además de un rostro, específicamente una mirada, que le daba ese toque enigmático.

Quien falleció a los 69 años tenía una afección visual llamada anisocoria, la cual fue a raíz de una pelea que tuvo durante 1962 con un amigo suyo de nombre George Underwood.

Culpa de esta riña le dejó afectado el ojo izquierdo, pues uno de los golpes dio en el globo ocular del autor de “Heroes”, provocándole una parálisis en los músculos que contraen el iris, por lo que la pupila de él quedó abierta y fija.

De acuerdo con la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology) la anisocoria se produce cuando las pupilas de los ojos no tienen el mismo tamaño. La pupila permite que la luz ingrese a los ojos para poder ver.

Se pueden presentar otros síntomas relacionados con ese problema, los cuales pueden incluir párpados caídos, problemas para mover el ojo, dolor, fiebre, dolor de cabeza y disminución de la sudoración.

Esta afección fue utilizada por David Bowie de la mejor manera, pues incluso le ayudó para darle un toque peculiar a su fotografía en la portada de “Heroes”, sin duda, una tapa que quedará para la eternidad.

En esta nota

David Bowie

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain