Kim Kardashian confesó que odia posar con sus hijos en sesiones de fotos

Kim Kardashian habló sobre lo mal que lo pasa cuando debe tomarse fotos con sus hijos

Kim Kardashian

Kim Kardashian en lapremiere de "The Kardashians"  Crédito: Frazer Harrison | Getty Images

La estrella de reality show Kim Kardashian confesó que odia profundamente tener que posar con sus hijos, o con sus sobrinos más pequeños. 

La mayor del clan Kardashian-Jenner confesó en una entrevista en el programa de Ellen DeGeneres, que es un momento muy difícil cuando la familia entera debe participar en las muchas sesiones de fotos para sus contenidos en redes sociales, el programa de televisión o colaboraciones con marcas. 

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La socialité reveló que el último trabajo que hizo su familia en conjunto para la revista Vogue fue prácticamente dirigido por su hija mayor, North. La niña tomó decisiones relevantes como la elección de las prendas y el maquillaje que fueron determinantes en el resultado final.

“Me dijo: ‘Voy a vestirlos a todos, ir de negro es muy aburrido’. Se metió en los armarios de todo el mundo y escogió toda la ropa”, señaló en su charla con la presentadora.

Sin  embargo, Kim afirma que cuando debe hacer sesiones de fotos con los más pequeños de la familia es un momento muy difícil para ella. 

“De verdad que cada vez que tengo que hacer una sesión de fotos con mis hijos, o con mis sobrinos, tengo el peor día del mundo”, dijo la empresaria y exesposa de Kanye West. 

Pero no todo es negativo porque al final el resultado es maravilloso. “Siempre digo que no pienso volver a hacerlo, pero la verdad es que finalmente consigues fotos maravillosas”.

En las fotos para Vogue, la familia Kardashian-Jenner debían mostrarse unida. Sin embargo, los niños no cooperaron debido a sus escasas ganas de posar en una sesión de fotos. Por esa razón, comenzaron a llorar desconsoladamente y Kim hizo uso de sus habilidades maternales para solucionar la situación. 

Kim Kardashian vivió un tormentoso divorcio con su expareja Kanye West, ahora conocido como Ye. Recientemente, la empresaria y diseñadora fue declarada legalmente soltera mientras dura el proceso de divorcio con el rapero, quien en un principio se mostró reacio a separarse de Kim. 

Actualmente a la empresaria se le ve feliz en su nueva relación con  Pete Davidson e iniciando nuevos proyectos como el estreno del reality de Hulu, The Kardashians, el cual se estrenó el 14 de abril.

La estrella de reality show Kim Kardashian confesó que odia profundamente tener que posar con sus hijos, o con sus sobrinos más pequeños. 

La mayor del clan Kardashian-Jenner confesó en una entrevista en el programa de Ellen DeGeneres, que es un momento muy difícil cuando la familia entera debe participar en las muchas sesiones de fotos para sus contenidos en redes sociales, el programa de televisión o colaboraciones con marcas. 

La socialité reveló que el último trabajo que hizo su familia en conjunto para la revista Vogue fue prácticamente dirigido por su hija mayor, North. La niña tomó decisiones relevantes como la elección de las prendas y el maquillaje que fueron determinantes en el resultado final.

“Me dijo: ‘Voy a vestirlos a todos, ir de negro es muy aburrido’. Se metió en los armarios de todo el mundo y escogió toda la ropa”, señaló en su charla con la presentadora.

Sin  embargo, Kim afirma que cuando debe hacer sesiones de fotos con los más pequeños de la familia es un momento muy difícil para ella. 

De verdad que cada vez que tengo que hacer una sesión de fotos con mis hijos, o con mis sobrinos, tengo el peor día del mundo”, dijo la empresaria y exesposa de Kanye West. 

Pero no todo es negativo porque al final el resultado es maravilloso. “Siempre digo que no pienso volver a hacerlo, pero la verdad es que finalmente consigues fotos maravillosas”.

En las fotos para Vogue, la familia Kardashian-Jenner debían mostrarse unida. Sin embargo, los niños no cooperaron debido a sus escasas ganas de posar en una sesión de fotos. Por esa razón, comenzaron a llorar desconsoladamente y Kim hizo uso de sus habilidades maternales para solucionar la situación. 

Kim Kardashian vivió un tormentoso divorcio con su expareja Kanye West, ahora conocido como Ye. Recientemente, la empresaria y diseñadora fue declarada legalmente soltera mientras dura el proceso de divorcio con el rapero, quien en un principio se mostró reacio a separarse de Kim. 

Actualmente a la empresaria se le ve feliz en su nueva relación con Pete Davidson e iniciando nuevos proyectos como el estreno del reality de Hulu, The Kardashians, el cual se estrenó el 14 de abril.

En esta nota

Kanye West Kim Kardashian Pete Davidson

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain