Anne Hathaway hubiera preferido ser monja que actriz en su juventud temprana

La galardonada por el Oscar expresó que de niña deseaba formar parte de una congregación religiosa ya que su fe en Dios era enorme hasta que un inconveniente pasó

Anne Hathaway en  la premier de "The Last Thing He Wanted" en l Eccles Center Theatre  en Park City, Utah | Getty Images, Matt Winkelmeyer

Anne Hathaway en la premier de "The Last Thing He Wanted" en l Eccles Center Theatre en Park City, Utah | Getty Images, Matt Winkelmeyer

Para muchos encontrar la vocación correcta es un recorrido inquietante, mientras que para algunos otros la profesión sale a su encuentro, tal fue el caso de la actriz Anne Hathaway, una de las figuras mejor pagadas del celuloide y más apreciadas por el público.

Y es que luego de salir en el programa de ‘RuPaul Drag Race’, en el que contó a los participantes su experiencia sobre el papel de Andy en ‘Evil´s Wear Prada’, donde no era la candidata principal sino la número 9 en la lista, la intérprete de ‘El diario de la princesa’ reveló recientemente que antes de siquiera pensar con la idea de pisar un escenario teatral o fílmico, soñó con entregar su alma a Dios antes mediante el servicio monacal. 

Lo cual sorprendía a su familia pero no lo suficiente ya que todos en su hogar profesaban el catolicismo y siempre se han desarrollado en ambientes muy espirituales, por lo cual que Anne se decantara por el servicio a Dios no era una idea descabellada, sino que incluso admirada.

El suceso que lo cambió todo

Anne es hija de Gerald Hathaway y la actriz Kate McCauley, quienes tienen otros dos hijos, pero ninguno de ellos se cuestionaba los valores que sus padres les habían inculcado a lo largo de los años. Pero fue hasta que Michael, el mayor de Anne, descubrió su orientación homosexual y que expresó a la edad de 15 años, a su familia que era homosexual, fue que las cosas se tornaron diferentes, porque a pesar de que el hogar se unió más, el resto de su comunidad no actuó del mismo modo.

De hecho sucedió que la congregación católica a la que asistían, fue hostil con él y otros miembros más cuyas preferencias se identificaban con la comunidad LGBTTIQ+.

Entonces el rechazo que sufrió Michael de su grupo religioso, provocó que tanto Anne como su familia se decepcionaran de lo que pensaba el Vaticano al respecto y concluyeron que Dios no podría rechazar a uno de sus siervos de manera tan abrupta, por lo que decidieron alejarse un poco y de este modo apoyar más a Micheal y otras personas en su condición.

De modo que Hathaway dejó de lado la idea de querer formar parte de algún noviciado y si en cambio a buscar el camino hacia la dramaturgia. 

“Sentí horrible cuando a mi hermano lo hicieron menos por no ser heterosexual; Dios jamás apartaria a alguien por su condición, ante sus ojos son los actos de misericordia los que nos redimen no una falsa moralidad. Fue entonces que pensé muchísimo si yo quería formar parte de ese grupo de gente que persigue o aquella que salva.” declaró Hathaway en ET.

De hecho en más de una la multipremiada histriona ha defendido la causa de libertad de expresión y derechos de igualdad de los miembros LGBTTIQ+ por una sociedad inclusiva, diversa y multicultural.

En esta nota

Anne Hathaway

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain