Julián Gil trabaja gratis en ‘El Gordo y La Flaca’ para poder verle las piernas a Lili Estefan

Julián Gil confesó en "El Gordo y La Flaca" que está hipnotizado con las piernas de Lili Estefan y no puede dejar de verlas

Julián Gil en Amar Sin Ley | Mezcalent

Julián Gil en Amar Sin Ley | Mezcalent

Julián Gil llegó a “El Gordo y La Flaca” para reemplazar a nada más y nada menos que a Raúl De Molina, quien se ha tomado unos días de descanso para viajar a Madrid, España, y disfrutar de la gastronomía española que él ama tanto.

Como saben, Julián y Lili Estefan se llevan de lo mejor, la conexión que tienen ambos ante las cámaras ha hecho que cada vez que el cubano de se va de vacaciones, él sea quien tome su lugar en el show de Univision para animar a todos los televidentes.

Y es que el argentino sabe cómo llevarse muy bien con su compañera, además de ser muy elocuente, no deja de hacerle bellos halagos que a ella le encantan. En esta ocasión no iba a ser la excepción, así que él ante las cámaras le hizo una candente declaración.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Ustedes no se imaginan mi gente en su casa lo complicado que es trabajar con Lili”, comienza diciendo el conductor. “Pero, ¿por qué?”, respondió ella con mucha sorpresa.

Ahí soltó su confesión. “Antes de que dijeran acción yo estaba hipnotizado con sus piernas, es una cosa que… Lili yo sé que te han halagado de por vida y eso ha sido parte de ti pero ver eso en persona es una cosa… Para que sepan yo aquí no cobro, yo vengo solo a verle las piernas a Lili”, expresó.

Asimismo, aseguró que él solo va a “El Gordo y La Flaca” de gratis para verle las piernas a su compañera.

Julián Gil cuenta cómo fue su relación con Marjorie De Sousa

En una reciente entre con el periodista Yordi Rosado, el argentino relató cómo empezó su relación con la actriz venezolana, Marjorie De Sousa, a quien conoció en la telenovela “Hasta El Fin Del Mundo”.

En ese proyecto nos convertimos en grandes amigos. Nunca se habló de lo que había pasado [en la otra relación]. Empezamos en una nueva relación de cero. Me emborraché, de las pocas veces en mi vida, y me levantó al día siguiente con [Marjorie] en la cama. Al día siguiente, como si nada hubiera pasado. No estoy diciendo que lo hice porque estaba borracho, ni nada, me hago responsable del hecho. Un día estando en la novela me dice ‘estoy embarazada’. Yo ‘¿cómo?’. Me meto en un balde de agua fría. Después de eso, me acuerdo que nos sentamos dos, tres veces, para saber cómo íbamos a manejar la situación, qué iba a pasar. Dijimos ‘vamos a salir’ [tener un romance]”, comenzó contando.

En esta nota

El Gordo y la Flaca Julián Gil Lili Estefan

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain