Lis Vega se confiesa sobre sus adicciones y asegura que fue “alcohólica y también drogadicta”

Lis Vega contó que estuvo varias veces al borde de la muerte

Lis Vega

Lis Vega es una vedette, bailarina y actriz cubana Crédito: Mezcalent

La actriz Lis Vega ha sido noticia en las últimas semanas por las declaraciones que ha dado a los medios de comunicación: desde que la secuestraron, sus inyecciones con el ácido hialurónico y esta vez de sus adicciones. En una entrevista con el programa de televisión, ‘El minuto que cambió mi destino’, de Imagen TV, reveló que hubo un tiempo que fue “alcohólica y también drogadicta”, debido a que su padre también lo era.

“La cocaína ha estado en mi vida por etapas (…) Creo que la adicción más fuerte para mí no fue la cocaína, la adicción más fuerte para mí fue el apego a las personas. Siempre el entrar a una sociedad, el querer ser aceptada, el estar a lado de hombres que eran tóxicos para mi vida y seguir aferrada [a ellos]; la codependencia”, admitió la también cantante.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Debido a esto, ha pasado por momentos muy difíciles que la tuvieron al borde de la muerte varias veces. “Digo que me he muerto muchas veces en vida y he vuelto a nacer, no solamente he tocado fondo, me morí y renací”, dijo la candidata del programa ‘Las estrellas bailan en ‘Hoy'”.

Aseguró que nunca llegó a pensar que se iba a suicidar, pero que varias veces sintió que tocaba fondo y que se encontraba derrotada ante la vida. A sus 43 años, Lis Vega se encuentra en proceso de crecimiento personal donde busca ser feliz y tener un estilo de vida más placentero que de problema. “Hace mucho tiempo que no está [la cocaína en mi vida]. Ahorita, a los 43 años, meterme en esa historia, cuando lo que quiero es estar bien guapa y bella”, comentó.

Por último, indicó que ese crecimiento viene desde adentro más que del exterior. “Se llama evolucionar. La evolución viene de adentro y cuando nos preocupamos tanto por cómo nos vemos, más que por cómo nos sentimos ahí es nuestro problema. Me preocupé más en cómo me sentía a cómo me veía”, dijo.

Como este, Lis Vega también ha pasado por momentos muy difíciles como su secuestro hace unos años, cuando se encontraba trasladándose con su Hummer y fue raptada por unos delincuentes que solo quería su dinero. Ese, según la bailarina, fue uno de los momentos más difíciles para ella.

En esta nota

Adicciones de Lis Vega Lis Vega

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain