Abuelita de Chiquis Rivera se sincera sobre el amor: “Si volviera a nacer, no me volvería a casar…”

Doña Rosa habló como pocas veces sobre su relación amorosa con Pedro Rivera, con quien empezó a hacer una vida cuando apenas tenía 15 años

Familia Rivera

Doña Rosa es madre de Lupillo y Jenni Rivera. | Mezcalent

La mamá de Jenni Rivera, Doña Rosa Rivera, sorprendió a sus seguidores al revelar en su canal de YouTube que si volviera a nacer no se volvería a casar, al menos no tan joven, y es que la también madre de Lupillo Rivera empezó una vida de casada a los 15 años.

Doña Rosa recordó que uno de sus mayores deseos, como el de millones de mujeres, era llegar al altar vestida de blanco, sin embargo, por circunstancias de la vida primero se fue a vivir con Pedro Rivera, a quien conoció en un concurso de canto en Hermosillo, Sonora.

Según contó, la boda con la que tanto soñó llegó años después, cuando todos sus hijos ya eran adultos e incluso tenían hijos.

Chiquis, la mayor de las nietas, oyó que haría bodas; llegó a la casa corriendo y dijo ‘Abuelito cásate con mi abuelita porque habrá bodas en la iglesia y ella necesita casarte con usted y ella quiere estar casada por la iglesia. Se tiene que casar con mi abuelita’”, así fue como su nieta animó a su abuelo a que se casara.

Doña Rosa confirmó lo que su nieta estaba diciendo y Pedro Rivera le propuso matrimonio: “¿Te quieres casar?”, cuestionó Pedro a Rosa y ésta aceptó.

“Está bien, arregla todo… Los nietos lo hacían actuar diferente”, contó la matriarca de los Rivera.

Rosa recordó que llamó a su mamá para que viajara a Estados Unidos y le confeccionara su vestido de novia, eso sí, no blanco: “Mi mamá me decía ‘todavía te veo y no lo creo’”.

El día de su boda también fue el más feliz para sus hijos, quienes en el afán de verla feliz le regalaron de todo: “Ellos querían verme feliz”.

Pero aquella boda no era lo que ella esperaba. Mientras Doña Rosa Rivera le juró amor eterno entre lágrimas, Don Pedro sólo juró serle fiel, pero sin el deseo de cumplir con su juramento de fidelidad…

Un tanto desilusionada Doña Rosa se cuestionó sobre la falta de amor de su pareja: “¿No sé qué pasaría? ¿No sé si ya no me quería? ¿Qué pasaba?… El caso es que se vio obligado a casarse, quizá, pero ¿Qué pasó después? ¡Me divorcié!”.

La hija de Jenni Rivera reveló que ha sido señalada por sus seguidores porque terminó su matrimonio y explicó que cuando se comete adulterio, no hay pecado: “¿Cómo va a querer Dios que yo viva una vida donde no existe amor? …. Primero pedí permiso a mi pastor (para divorciarme) y yo sólo fui una víctima, porque ya había perdonado muchas…”.

Pese a que ahora vive feliz y tranquila, no descarta volverse a casar y cumplir el sueño que tuvo desde muy joven ¡llegar de blanco! Porque a decir de la titular de “Doña Rosa Rivera Cocina” su iglesia sabe que ella se divorció por una serie de abusos que sufrió al lado de Don Pedro, sobre todo de engaños, así es que si llega el bueno a su vida, en una de esas sorprende a sus hijos y seguidores.

“Pienso que no debe uno casarse muy joven porque no sabes si es amor, calentamiento o ilusión, la riegas y sin agua. Yo si volviera a nacer no me volvería a casar así otra vez, joven”, así fue como Doña Rosa culminó su reciente entrega.

En esta nota

Jenni Rivera Lupillo Rivera

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain