El ex futbolista mexicano, Luis ‘Matador’ Hernández, agradece ser parte de ¿Suicide Squad?

El ex jugador del América mostró que su apariencia lo ha llevado hasta Hollywood, o al menos a Michael Rooker, quien podría ser su gemelo

Gianni Infantino y Luis Hernández en la Copa del Mundo de Rusia 2018 | Matthias Hangst/Getty Images

Gianni Infantino y Luis Hernández en la Copa del Mundo de Rusia 2018 | Matthias Hangst/Getty Images

El ex futbolista mexicano, Luis “El Matador” Hernández sigue disfrutando TikTok y el resto de las redes sociales, pues le encanta mostrar su talento para imitar a personajes del cine. Y es que es bien sabido el parecido físico que “El Matador” tiene con el actor Michael Rooker, mismo que en su momento destacó a través de su parodia de Yondu.

Pues bien, esta ocasión el ex jugador del América llevó su creatividad hasta James Gunn, el director de cine encargado de capitalizar la cinta Suicide Squad 2, misma donde aparece el actor Michael Rooker con el personaje de Brian Durlin.

Ante esto, el ex delantero nacional envió un mensaje a través de Twitter a Gunn para manifestarle que había estado esperando por el momento de participar de Suicide Squad 2.

Para rematar el momento, “Matador” Hernández respondió a un fan que realizó el montaje de Durlin en la escena antes mostrada, pero ahora con el rostro de Luis Hernández e, incluso, el jersey de la selección nacional de México.

Es casi imposible encontrar diferencias entre Rooker y Hernández, ya que parecieran separados al nacer. Lo que es un hecho es que Matador bien podría dar vida a algún villano de Hollywood y, en algún momento, cubrirle las espaldas a Rooker cuando este no pueda asistir a una filmación.

En esta nota

América Escuadrón Suicida Fútbol Hollywood Luis Hernández Michael Rooker Suicide Squad TikTok

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain