Así es el testamento de Carmen Salinas que dejó listo antes de sufrir el derrame cerebral

La actriz mexicana dijo meses atrás que lo que quedaba por repartir, ya lo destinó para sus nietas y su hija María Eugenia

Carmen Salinas | Mezcalent

Carmen Salinas | Mezcalent

Carmen Salinas no esperaba enfrentar la lamentable situación de salud que atraviesa ahora, sin embargo, desde hace tiempo ya había preparado su testamento en el que dejó listos los nombres de quienes serán sus herederos.

La reconocida actriz de 82 años, en el mes de julio había declarado en el programa “Hoy”, transmitido por Televisa, cómo tenía distribuidos sus bienes en el testamento y reveló que lo único que quedaba por repartir era su casa en la que reside, además de un estudio que ya tenía destinado a sus nietas, las hijas de su primogénito, Pedro.

Asimismo, detalló que su casa, que fue comprada luego de un golpe de suerte al ganar la lotería en 1966 con $16,000, será heredada por su hija María Eugenia.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

También expresó en el matutino que ella prefirió dejar todo listo con anticipación para que no sucedieran conflictos entre sus familiares después de su muerte, así como sucedió con Joan Sebastián y José José.

“Yo creo que si han de haber dejado testamento, nomás que se lo pepenaron por ahí”, comentó la actriz en esa ocasión.

Actualmente, Carmen se encuentra hospitalizada luego de sufrir un derrame cerebral mientras se daba un baño en su domicilio.

Sus familiares informaron a la opinión pública que su estado es “grave” pero afortunadamente sus órganos se mantienen funcionando.

“Está luchando, le pregunté al doctor si ella podía oírme y me dijo que el oído es lo más fuerte que tenemos. Le dije de las muestras de cariño de la gente y vi como que su barbilla se le movió un poco”, fue la última información que dio su sobrino, Gustavo Briones a los medios de comunicación.

El joven también comentó que su tía había estado sufriendo de estrés debido a sus numerosos compromisos laborales. “Estaba cansada por el estrés del trabajo, ustedes saben que ella siempre siempre ha trabajado mucho y nos tumba a muchos de nosotros trabajando. El señor Nicandro le daba cuatro o cinco escenas y se las juntaba todas, si llegábamos a las 10, a las tres ya estaba de salida“, comentó

En esta nota

Carmen Salinas

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain